15 Noviembre 2018

Blog Image: 

SUEÑO CUMPLIDO

Dayana Morales Quintana, tiene 13 años y una sonrisa amplia, como si con esa sonrisa respondiera a cada palabra que escucha. Vive junto a su padre José Dolores Morales Sarria, un hombre que trabaja la tierra como sustento diario, y Casilda Quintana su progenitora dedicada al trabajo del hogar y a sus hijos. Dayana es la antepenúltima de cuatro hermanos, que llegó al mundo con una discapacidad congénita, específicamente parálisis infantil, una enfermedad infecciosa producida por un virus que ataca la médula espinal y provoca atrofia muscular y parálisis.

Viven en la vereda Arroyuela, a cuarenta minutos de la cabecera municipal de Cajibio, el equipo humano de la Fundación Tierra de Paz, específicamente el psicosocial, la conoció en el marco de la implementación del Proyecto “Acción Integral contra Minas Antipersonal, Artefacto Explosivo Improvisado y Munición sin explosionar en Cauca y Nariño”, financiado por Humanity & Inclusión e implementado por nuestra Fundación. En aquel encuentro, y dada la situación económica de su familia, a Dayana la encontramos con síntomas de desnutrición y en el suelo, la familia no contaba con una silla adecuada para movilizarla, lo que les obligaba a postrarla a diario en el mismo lugar de siempre, en un frío rincón de su casa, desde ahí poco contemplaba los atardeceres rurales de su alrededor.

En medio de aquella difícil situación económica, Casilda su madre , logró contactar en una reunión a nuestro equipo humano, y a partir de ese momento, empezaron a gestionar la adquisición de una silla idónea para Dayana. Luego de ocho meses y con la ayuda de Humanity & Inclusión-HI-, logramos hacer entrega de una silla, personalizada, a la medida de Dayana, con soporte para sostener su fuerte pero delicado cuerpo, ajustable a sus necesidades. Dayana, ahora sentada en la silla, miraba a su alrededor, con un gesto revelador, como si su cuerpo y ella misma sintieran que algo cambió, que ese algo era cómodo, suave, y relajante. Finalmente, y con la ayuda de pocos, logramos sacarla al exterior de su casa, para que sentada contemplara los árboles, el cielo despejado, el paraíso.

Hoy, su familia está feliz y Dayana también. Casilda nos cuenta que la silla le ha permitido mejorar la calidad de vida de su hija, llevarla a más espacios, a otros eventos. Ella dice que Dayana sonríe más, sabe que es feliz, y eso a ella la hace feliz también. Continuamos asistiéndola con un promotor psicosocial de HI, quien además orienta a su familia respecto a las diferentes gestiones que se deben hacer ante el sistema de salud. .

Hoy, Casilda hace parte de Discapajibio, una asociación de discapacidad de su municipio, participa activamente porque sabe que al igual que a Dayana, es posible mejorar las condiciones de vida de las personas en situación de discapacidad.

ABOUT AUTHOR

Comentarios

Imagen de StepFar

StepFar (no verificado) says:

15/07/2019

Baclofene Cancer Zithromax 500mg Chlamydia generic 5mg cialis best price Cephalexin Allergic Reaction Viagra Valor Best Viagra Pills

Leave a Comment